Hasta el próximo 30 de enero estará abierto el plazo para acceder a los encuentros B2B entre empresas navarras e indias del sector de la tecnología agroalimentaria. Los encuentros, que se organiza Gobierno de Navarra en el marco del Plan Internacional de Navarra, se desarrollarán de manera online en el primer trimestre de 2021 y tienen lugar tras el estudio de oportunidades que se ha llevado a cabo y que fue presentado recientemente.

El análisis en profundidad de la situación arroja oportunidades patentes para el caso por ejemplo de empresas de maquinaria de envase y embalaje o de empresas de cadena de frío y de equipamiento HORECA y muestra unas características que lo convierten en un nicho de oportunidad para empresas navarras.

Así, el país presenta actualmente una bajísima cifra de procesado de alimentos que necesita ser incrementada exponencialmente en muy corto plazo de tiempo. Además, el sector está experimentando una fuerte demanda proveniente de cambios estructurales en el país, como una evolución en los hábitos de consumo, un incremento en la capacidad adquisitiva de los consumidores, y, sobre todo, la necesidad de modernizar la infraestructura de procesado de alimentos a todos los niveles.

India presenta por otra parte un grave desfase tecnológico y una falta de preparación de sus profesionales en el área de la tecnología de procesado, lo cual está posibilitando que las empresas extranjeras tengan buenas oportunidades de negocio, tanto para exportar sus equipos o conocimiento, o para posicionarse en el país, directamente o a través de socios locales.

Igualmente importante ha sido el cambio experimentado por los consumidores en adoptar unos hábitos alimentarios higiénicos, desde el proceso de compra, la manipulación de los alimentos, su preparación, su consumo, etc. El gobierno indio ha respaldado este cambio de tendencia mediante una mayor exigencia sobre los requerimientos relativos a la seguridad e higiene alimentaria, tradicionalmente ignorados por la mayoría de actores del sector. Esta exigencia generará un gran incentivo para la modernización del sector y la adopción de prácticas de producción y control de calidad acordes con estándares internacionales.