_NAVARRA Y EL MUNDO CHINO

En 2017 se lanza el III Plan Internacional de Navarra
que define China (y el mundo chino) como uno
de los 9 mercados prioritarios para las empresas navarras dado el
potencial y la proyección de este mercado.

Desde entonces, se ha venido trabajando
la relación de Navarra con el mundo chino
desde diferentes enfoques. Así,
en los últimos meses, Gobierno de Navarra ha participado
por ejemplo en una misión sobre el coche eléctrico
en Shanghái (junio 2019) o en la feria agroalimentaria
SIAL China (mayo 2018).

De todos los ámbitos trabajados, destaca por
proyección  e intensidad, las relaciones que Navarra
mantiene desde mayo de 2017 con la provincia china
de Gansu para buscar oportundiades de colaboración
entre ambos territorios, pero

¿Por qué Gansu?
¿Qué oportunidades ofrece este territorio
para las empresas navarras?

SOBRE GANSU

Gansu con un área total de más de 425,800 km2 y 26,1 millones de habitantes (2016) es un territorio de orografía compleja y clima diverso en el que encontramos desde elevadas montañas (Qilian, 5.500 metros) hasta desiertos. Situado tanto en la cuenca del rio Amarillo como en la del rio Yangtze es un territorio famoso por su rica herencia histórica y cultural, entre la que destaca ser uno de los pasos de la Ruta de la Seda, elementos todos ellos van a tener un interés destacado en la nueva economía que busca este territorio y es generadora de oportunidades para las empresas navarras.

 

 

UNA ECONOMÍA EN TRANSFORMACIÓN

Gansu es rico en recursos naturales, incluidos depósitos
minerales y recursos forestales. Con una reserva de 600 millones de
toneladas de petróleo es además una de las bases de la energía solar
y eólica más importantes de China. Por esta razón, su capital Lanzhou alberga la
sede de UNIDO-ISEC, el programa de Naciones Unidas para la energía solar.
Junto con los recursos energéticos y minerales, hay que destacar la industria de medicina china
(Gansu es la segunda provincia de China en número de especies vegetales para esta industria) y el
sector agrícola y ganadero.
Junto con las oportunidades para los sectores eólico, farmacéutico y agroalimentario que la economía tradicional
de Gansu ofrece en su búsqueda de modernización, quizás es el desarrollo del sector servicios uno de los más
interesantes a tener en cuenta y, entre ellos, sin duda alguna los relacionados con el desarrollo de las ciudades
y el turismo.

 

 

GANSU Y LA NUEVA RUTA DE LA SEDA

One Belt-One Road

Las autoridades chinas han tomado dos decisiones -interconectadas- orientadas tanto a la transformación de su
modelo de crecimiento como la forma de relacionarse con el resto del mundo. Se trata del plan China 2025, un
importante proyecto destinado a impulsar y reestructurar su industria para alcanzar una posición de liderazgo
internacional en la Nueva Revolución Industria en el grupo de Alemania, Estados Unidos y Japón. La otra iniciativa
es la Nueva Ruta de la Seda

La Nueva Ruta de la Seda (一带一路) conocida también como OBOR, por sus siglas en inglés, es una estrategia de
desarrollo impulsada con el objetivo de impulsar la conectividad y la cooperación entre los países de Eurasia y
China. Por otro lado, distintos analistas sostienen que esta ambiciosa iniciativa pretende ser una vía para que
China de salida a su sobrecapacidad y ayude a reestructurar su economía, especialmente la industria pesada.
Sea como fuere, el hecho es que este proyecto, anunciado por el presidente Xi en 2013 ha situado a Gansu en un
lugar destacado. De una parte, por la necesidad de modernizar su economía tradicional adaptándola a los nuevos
estándares y objetivos marcados desde Pekín. De otra, su rol de puerta histórica y cultura del China propicia
tanto el desarrollo del turismo o las industrias culturales (uno de los nuevos ejes de desarrollo económico chino)
como el ser favorecida por las estrategias de desarrollo del este impulsadas desde las autoridades centrales.

TEJIDO EMPRESARIAL EN GANSU

Para cumplir con sus objetivos, el gobierno provincial de Gansu espera crecer al 10% anual e impulsar las
transformaciones de su economía. Como puede apreciarse en el perfil de mercado, las autoridades económicas
están esforzándose con avanzar en el sector servicios. Sin embargo, aún queda mucho por hacer.

La provincia de Gansu es una recién llegada a la economía abierta, su tejido empresarial está dominado por las
grandes corporaciones púbicas y su índice de libertad de mercado es todavía bajo. Sin embargo, esto ofrece una
gran oportunidad para que las empresas e inversiones navarras que pueden contribuir al desarrollo de Gansu a
cambio de acceso a un mercado en crecimiento y transformación. Por otro lado, al ser una provincia periférica la
competencia internacional es menor y mayores son las ventajas que ofrecen las autoridades a las empresas
extranjeras. Un buen entorno para las firmas navarras que quieran dar sus primeros pasos en China.

Por tanto, las empresas navarras interesadas en sondear las oportunidades de Gansu pueden encontrar en el
B2B con empresas chinas una buena oportunidad para prospectar posibilidades.