A comienzos de 2021, los principales medios de comunicación destacaban el golpe que la escasez de semiconductores daba a la industria de la automoción. En ese contexto, una firma brillaba con luz propia: Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), el mayor fabricante de chips del mundo. De hecho, Wang Mei-hua -responsable de la economía taiwanesa- recibió de su homólogo alemán, Peter Altmaier, una petición de ayuda para que el Gobierno de Taipéi interviniese.

Pero TSMC no es la única firma taiwanesa de clase mundial destacada en el ámbito de la innovación y los semiconductores no es el único sector donde las empresas taiwanesas ocupan una posición de liderazgo. Se podrían citar también a Foxconn (el fabricante de electrónica por contrato más grande del mundo) o Giant que no solo es el mayor fabricante de bicicletas del mundo sino también uno de los más innovadores. TSMC, Foxconn o Giant son solo algunos de los buques insignia del ecosistema de innovación taiwanés.

Un ecosistema que se ha venido constituyendo a través de distintas políticas públicas, y eficaces estímulos hacia el sector privado, desde su original diseño en los años setenta. La última de estas iniciativas es el denominado “Plan de Innovación Industrial 5+2”.  Este plan tiene por objeto continuar transformando la economía taiwanesa a través de 7 sectores clave: Internet de las Cosas, Biomédico, Energía Verde, Maquinaria Inteligente, Defensa, Agricultura y Economía Circular.

La pieza clave de las políticas eficaces de innovación impulsadas por el gobierno de Taipéi es el Industrial Technology Research Institute (ITRI). Fundado en 1973, el ITRI ha jugado un papel vital en la transformación del tejido industrial de Taiwán de ser intensivo, en mano de obra, a estar impulsado por la innovación. Fuertemente comprometido con la promoción de la cooperación internacional en materia de I+D, ITRI tiene entre sus objetivos promover la cooperación de empresas taiwanesas con empresas españolas. De hecho, las empresas españolas interesadas en colaborar en materia de innovación con empresas taiwanesas pueden beneficiarse de financiación a través de las líneas de cooperación tecnológica internacional del CDTI.

Taiwán, es por muchas razones, un excelente escenario para la internacionalización de empresas navarras con alto componente innovador. Además de su ya citado ecosistema y una legislación avanzada en materia de propiedad intelectual, su localización geográfica, y la posibilidad de encontrar socios locales bien conectados en la región, convierte Taiwán en una plataforma ideal para el desarrollo de los negocios en el área de Asia-Pacífico. De hecho, grandes tecnológicas como Microsoft o Google la han elegido para sus sedes en la zona.

Contacto con ITRI

Desde el Servicio de Proyección Internacional podemos ponerte en contacto directamente con ITRI -institución con al que tenemos contacto directo- y ayudarte a buscar una contraparte taiwanesa para tu iniciativa. Pídenos una cita y estudiaremos tu caso. Es un servicio gratuito de apoyo a la empresa.

Para saber más

*Nota informativa elaborada por HERRERA ZHANG, consultores de Gobierno de Navarra para el mercado chino