Actualidad

El acuerdo de libre comercio con México, claves de una nueva relación comercial

17/02/2020 | México

El comercio de mercancías entre la UE y México ha aumentado un 148 % desde la entrada en vigor del actual acuerdo comercial UE-México en 2000. Sin embargo, el antiguo acuerdo va a ser sustituido por uno nuevo mucho más amplio que ya está a punto de aprobarse. Con el nuevo tratado las relaciones comerciales entre miembros de la Unión Europea y México serán más fluidas si cabe y se abrirán nuevas oportunidades, lo que beneficia muy directamente a las empresas navarras.

A continuación algunas de las claves del nuevo acuerdo en lo que respecta a la exportación de mercancías.

ALIMENTACIÓN Y BEBIDAS

Eliminación de los derechos de aduana mexicanos. El nuevo acuerdo eliminará los derechos de aduana de la mayoría de las mercancías a las que aún se aplican tales derechos. Se trata de la casi
totalidad de los alimentos y bebidas. Los derechos se eliminarán en un plazo de siete años desde el inicio de la aplicación del acuerdo. Esto afecta a alimentos como el queso, la carne de cerdo o las aves.

Protección de las indicaciones geográficas (IG) de la UE. Las IG consisten en alimentos y bebidas características de regiones específicas de la UE. Con el nuevo acuerdo se pretende ilegalizar la venta en México de imitaciones de 340 alimentos y vinos característicos de regiones específicas de la UE, tales como Champagne, jamón de Parma y vinagre balsámico de Módena. Ello dará a estos productos un nivel de protección similar al que tienen en la UE. Estos productos se añaden a las indicaciones geográficas de las bebidas espirituosas de la UE que México ya protege. La promoción y protección de alimentos y bebidas europeos de renombre fuera de la UE constituyen una prioridad absoluta.

Protección de productos sensibles de la UE. Algunos productos «sensibles» de la UE son especialmente vulnerables a la competencia. El nuevo acuerdo protegerá estos productos limitando la cantidad que México puede exportar a la UE con aranceles preferenciales; y permitiendo a la UE detener las importaciones preferenciales procedentes de México si se produce un aumento repentino que ponga en situación de riesgo a los productores de la UE.

Garantía de la seguridad alimentaria y de la salud animal y vegetal. Gracias al nuevo acuerdo, México y la UE facilitarán las exportaciones de los productores de alimentos y bebidas, de otras dos maneras. Por un lado, a través de la normativa, ya que México ha acordado basar sus requisitos en las normas internacionales que garantizan la seguridad alimentaria y la salud animal y vegetal, conocidas como normas sanitarias y fitosanitarias (NSF). Por otro lado, con la cooperación, al acordar México que sus organismos encargados de elaborar y hacer cumplir las NSF mantendrán contactos regulares con sus homólogos en la UE.

PRODUCTOS INDUSTRIALES

Mantenimiento del acceso libre de derechos. En el marco del acuerdo comercial UE-México original, los productos manufacturados de la UE ya podían entrar en México libres de derechos de aduana. El nuevo acuerdo mantendrá este acceso libre. Facilitará también a los exportadores de la UE el cumplimiento de los requisitos técnicos de México sobre los productos, tales como el marcado o etiquetado con información para los consumidores o los procedimientos que los exportadores de la UE deben llevar a cabo para demostrar que sus productos cumplen las normas mexicanas («procedimientos de evaluación de la conformidad»).
Procedimientos aduaneros más sencillos. El acuerdo introducirá también nuevas normas destinadas a simplificar y acelerar los trámites burocráticos y los controles físicos en las aduanas mexicanas. De este modo se garantizará que las aduanas de la UE y de México tramiten los envíos de forma similar. La eliminación de este tipo de obstáculos beneficiará a las exportaciones de la UE en varios sectores, en particular la maquinaria; los combustibles minerales; los productos farmacéuticos y los equipos de transporte.

Facilitación del cumplimiento de los requisitos técnicos de México sobre los productos. El acuerdo aborda también las diferencias entre los requisitos técnicos de los productos de la UE y de México ?por ejemplo, sobre su rendimiento, los ensayos sobre seguridad o su etiquetado?, que se conocen como obstáculos técnicos al comercio. Estas diferencias pueden dificultar la competencia de las empresas de la UE en el mercado mexicano. Para facilitarla, el acuerdo abordará las cuestiones siguientes:

Normas internacionales. Fomentar la aplicación de normas internacionales ampliamente utilizadas en la UE y en todo el mundo, como las acordadas en la Organización Internacional de Normalización (ISO), para todos los productos, desde las máquinas a los juguetes.


Controles más sencillos de los productos. Facilitar el cumplimiento de los procedimientos por parte de las empresas de la UE, tales como los ensayos sobre seguridad, que muestran que los productos de la UE cumplen los requisitos técnicos en México (certificación).


Información fácil de encontrar. Garantizar que las empresas de la UE puedan encontrar fácilmente información sobre las reglamentaciones y las normas aplicables a las mercancías en México


INFORMACIÓN COMPLETA DE LA COMISIÓN EUROPEA SOBRE EL ACUERDO COMERCIAL UE-MÉXICO

NOTICIAS RELACIONADAS

Volver al listado