Actualidad

China y Taiwán: compras y abastecimiento en tiempos del COVID-19

23/02/2021 | China
China y Taiwán: compras y abastecimiento en tiempos del COVID-19

En los primeros meses de 2020, cuando la economía china sufrió la sacudida del COVID-19 no faltaron quienes, desde distintas instancias, auguraron un desplazamiento de las cadenas de suministro y una salida de China de empresas extranjeras. La situación, a día de hoy, no puede ser más divergente al respecto: las economías de China y Taiwán han demostrado una gran capacidad de resilencia. Igualmente, la respuesta de las autoridades hongkonitas -con el apadrinamiento de Beijing- a los disturbios en Hong Kong han llevado a apocalipticos pronósticos sobre el fin de la seguridad jurídica y la erosión del clima de negocios en la ex colonia británica. Ni una cosa ni la otra parecen estar pasando.

China sigue siendo -y a juzgar por la evolución de Taiwán todavía sede de importantes fabricantes de equipos originales (OEM por sus siglas en inglés)- y lo será por muchos años un gran mercado al que las empresas podrán acudir a aprovisionarse de una forma competitiva. Sin duda, hay sectores de bajo valor añadido que están desplazando sus fábricas al sudeste asiático pero también existe ese movimiento desde las provincias costeras al interior de la República Popular. Al otro lado del estrecho de Formosa, en Taiwán, a pesar del alza en el nivel de vida en los últimos cuarenta años, los fabricantes siguen ofreciendo calidad a buen precio y una fuerte especialización que, con una mayor seguridad jurídica, puede ser ideales para componentes y productos de más valor añadido.

Pero si China y Taiwán siguen siendo mercados en los que aprovisionarse y Hong Kong una excelente plaza para hacer negocios en el Mundo Chino, el impacto de la emergencia sanitaria en los viajes de negocios complica este escenario en el día a día de los directivos y jefes de compras de medianas y pequeñas empresas sin representación en aquellos mercados. Esta realidad también afecta a otros operadores, como traders o brokers, que habitualmente podían ofrecer sus servicios gracias a su gestión del calendario ferial y su movilidad internacional. A esta complejidad, hay que añadir que China en particular, y Asia Oriental de una manera más general, se ha convertido en un mercado de mayor dinamismo y crecimiento económico del planeta. Es decir, la competitividad de la empresa aquí puede depender, en gran medida, de su capacidad para observar -y actuar en consecuencia- con las tendencias generadas en el espacio de Asia-Pacífico.

En este contexto, y bajo la premisa de que comprar en China o Taiwán sigue siendo rentable, los rutas alternativas para aprovisionarnos en aquellos mercados son dos: el uso de plataforma B2B o la constitución de una oficina de compras.

Plataformas B2B: sin duda el desarrollo tecnológico ha traido importantes ventajas para los jefes de compras a través de los portales Business to Business. Algunas de ellas son la rápidez en las comunicaciones, la posibilidad ampliar la capcidad de elección, la reducción de fricción personal en las negociaciones, etcétera. La más conocida de estas plataformas es Alibaba pero hay otras, por ejemplo: DHgate es una plataforma B2B que permite importar pequeños volúmenes de productos chinos a precio mayoristas. Global Sources, establecida en Singapur es famosa por ser un proveedor de calidad. De hecho, un gran número de fabricantes chinos y taiwaneses pagan importantes cantidades para ser considerados un proveedor verificado. En Hong Kong el Consejo de Desarrollo Comercial de Hong Kong (HKTDC por sus siglas en inglés) ha desarrollado una plataforma que alberga a más de 120.000 proveedores de alta calidad de China, Hong Kong, Taiwán y Asia-Oriental. También Taiwán cuenta un espacio similar: Taiwan Trade.

No obstante, uno de los problemas del aprovisionamiento a través de estas plataformas viene dado por la incomodidad de los interfaces, además las diferencia culturales también se manifiestan en el entorno web y, hablando claro, nos podemos encontrar que grandes y solventes empresas tienen sitios web con una patina amateur que no ayuda a generar confianza y viceversa: comisionistas que han sido capaces de generar un espacio web de apariencia profesional y fiable. A veces, nada es lo que parece. Otro elemento que distorsiona el proceso suele ser la falta de controles durante el proceso de expedición. Finalmente, la experiencia nos dice que gran parte de los fracasos en los procesos de compra se deben más a problemas de comunicación e instrucciones precisas que a la falta de capacidades en origen.

Desarrollar una compra profesional a través de las plataformas B2B requiere invertir tiempo en establecer un procedimiento conducente a identificar a los proveedores más adecuados, lograr muestras y, posteriormente, a través de las primeras transacciones verificar la calidad del proveedor. El uso de plataformas B2B requieren de una curva de aprendizaje no exento de un periodo de ensayo y error. Otra opción, es recurrir a un profesional experimentado en este tipo de plataformas que, en poco tiempo y a un coste razonable, pueda facilitarnos un informe de potenciales proveedores verificados y muestras del producto que estamos interesados en comprar. Tomar uno u otro camino dependerá, en muchas ocasiones, de la carga de trabajo y el tiempo disponible del departamento de compras.

Oficina de Compras. Esta puede ser una solución adecuada para empresas que compren grandes volúmenes (se suele valorar esta opción cuando el volumen alcanza, al menos, 1 millón de dólares USA ). Que requieran un control calidad preciso sobre las expediciones y, en definitiva, que por carecer de estructura en China o Taiwán antes de la pandemia compraban a través de importadores o por medio de viajes regulares a China. Se trata de una fórmula que acaba siendo el germen de una implantación más compleja ya que, por lo general, la empresa comienza por compras -donde el retorno de la inversión es claro en forma de ahorro- y acaba utilizando la oficina como una antena (especialmente en sectores expuestos a tendencias como moda o tecnología) sobre el terreno.

¿B2B u Oficina de Compras en origen? La elección dependerá en gran medida del peso que el mercado chino tenga en nuestro aprovisionamiento y, en muchas ocasiones, de lo críticas que sean las mercaderías que queramos comprar. En todo caso, y para ayudarte en esta materia, puedes pedir una consulta gratuita y personalizada en el Servicio de Proyección Internacional.

Plataformas citadas:

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Volver al listado