Actualidad

Las claves del acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea

15/11/2018 | Reino Unido
Las claves del acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea

Tras año y medio de negociaciones, desde hace unos días ya hay acuerdo entre Bruselas y Londres para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Casi 600 páginas guardan las claves del acuerdo técnico alcanzado por el Reino Unido y la Unión Europea. Es un documento muy, muy complejo, lleno de vocabulario legal y un entramado de elementos jurídicos difíciles de entender para cualquier persona que no forme parte del equipo negociador.

Vamos a intentar hacer un repaso rápido por sus 585 páginas, 185 artículos y cuatro protocolos para dar una visión general sobre el texto.

¿Qué hay en el acuerdo?


Es un documento que cubre todas las áreas del divorcio: los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido y los británicos en territorio comunitario; asuntos de separación sobre elementos como cooperación judicial ya en marcha antes del Brexit; un periodo de transición por el cual el Reino Unido será tratado como un miembro más de la UE aunque sin voz ni voto en las instituciones europeas; una factura de liquidación financiera -lo que el Reino Unido tendrá que pagar por abandonar la Unión Europea-; la gobernanza del Acuerdo, es decir, cómo se va a hacer cumplir el mismo; un backstop operacional que evite una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte; un protocolo sobre las bases militares en Chipre; y por último, otro protocolo sobre Gibraltar.

Ciudadanos


Los derechos de más de tres millones de ciudadanos de la UE en el Reino Unido y un millón de británicos en territorio comunitario estaban en juego tras la decisión del Brexit. Michel Barnier, negociador jefe de la Comisión Europea, ha asegurado que los ciudadanos ?podrán seguir sus vidas como antes en su país de residencia?. El derecho a la libre circulación quedará restringido, pero Reino Unido mantendrá los siguientes derechos:

  • Residencia:El acuerdo garantiza que los ciudadanos europeos y británicos, además de sus familiares, podrán continuar viviendo, trabajando y estudiando como hasta ahora. bajo el amparo de las leyes comunitarias, siempre que se trasladen a la UE o al Reino Unido antes de que termine el periodo de transición. Tampoco les afectarán las prohibiciones que se hagan por motivos de nacionalidad y del derecho de trato, en comparación con los nacionales del Estado de acogida.

  • Trabajo:Todos los trabajadores que tengan un contrato bajo la legislación de la UE mantendrán todos sus derechos, como el no ser discriminados por motivos de nacionalidad, la remuneración y otras condiciones; y mantendrán todos el derecho a emprender y ejercer una actividad de acuerdo a las normas. El acuerdo también protege los derechos de los trabajadores fronterizos y los trabajadores autónomos fronterizos allí donde realicen su actividad.

  • Sanidad:Permite que las personas que residan en el Reino Unido mantengan el derecho a la atención médica, las pensiones y otros beneficios de seguridad social, incluido después del periodo transitorio y en situaciones triangulares, esto es, cuando se da el caso en el que la seguridad social afecta a un Estado miembro, el Reino Unido y un país de la AELC (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza).

  • Período transitorio


El acuerdo incluye un período transitorio: eso significa que cuando el Reino Unido salga de la Unión Europea, a partir del 29 de marzo de 2019 y hasta el 31 de diciembre de 2020, el país estará en una especie de limbo entre la pertenencia a la UE y ser un tercer Estado: contará con los beneficios y obligaciones de ser miembro del club, como tener acceso al Mercado Único o tener que contribuir al presupuesto de la UE, pero no tendrá derecho a voto ni representación en las instituciones.

Lo que nos deja este Acuerdo de Salida es precisamente eso, aunque con una nueva opción: un comité conjunto decidirá en julio de 2020 si el período transitorio se prolonga o no. El motivo de esto es sencillo: se supone que este tiempo de gracia sirve para que la UE y el Reino Unido negocien un nuevo acuerdo comercial que estructure la nueva relación económica y, sobre todo, que permita mantener la frontera en la isla de Irlanda abierta.

En el artículo 132 del Acuerdo nos encontramos la referencia a esa posible extensión. En el actual borrador se señala que el período transitorio se prolongará hasta el 31 de diciembre de 20XX. Esas dos equis tendrán que despejarse para evitar que se abra la posibilidad de que el Reino Unido quede "atrapado" en un período transitorio eterno que podría ser de su interés: estar fuera de la UE pero con todos sus beneficios, un Brexit solo en nombre (BINO).

Irlanda


El principal punto en el que existía poco acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea era en cómo mantener la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda abierta, y por eso es la parte del Acuerdo de Salida que más atención nos ha merecido.

Para lograr mantener la frontera abierta la UE diseñó un ?backstop? o plan de emergencia por el cual el norte de la isla quedaba alineada con las normas del Mercado Único, creando de forma efectiva una frontera arancelaria entre el resto del Reino Unido y el Ulster.

Esa propuesta fue frontalmente rechazada por Londres. Theresa May aseguró que ningún primer ministro británico podría firmar un acuerdo así. El equipo negociador británico propuso una solución alternativa: que todo el Reino Unido quedara dentro de una unión aduanera con la Unión Europea.

Bruselas lo admitió, con muchos ?peros?. Por una parte porque aceptarlo significaría que se estaría tratando un tema de relaciones futuras, y el artículo 50 de los Tratados, el que articula la salida de un Estado miembro de la Unión Europea, señala que durante la negociación solo pueden tratarse temas relacionados con la desconexión, y no con las relaciones futuras, que deben tratarse una vez el país ya no forma parte del bloque.

Quizás se haya llevado al límite el artículo 50. El caso es que Bruselas admitió parcialmente la propuesta del Reino Unido, aunque con un matiz crucial: el plan británico solo sería una capa del primer backstop propuesto por la Unión Europea.

Eso significa que la composición actual del backstop es la siguiente: en caso de que el período transitorio finalice sin un acuerdo comercial que regule las relaciones económicas de ambos bloques y que permita mantener la frontera abierta, entrará en marcha este backstop. A partir de ese momento primero se aplicaría una unión aduanera a todo el Reino Unido, incluido Irlanda del Norte, región que, además, debería realizar un alineamiento regulatorio con las normas del Mercado Único, especialmente para algunos sectores como el agrícola y alimenticio.

Esa unión aduanera facilitaría y simplificaría cualquier control que se debiera hacer entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido, pero ni mucho menos lo eliminaría. Michel Barnier, negociador jefe de la Comisión Europea, aseguraba que el backstop ha cambiado mucho, e intentaba vender, para el público británico, que se había trabajado sobre la oferta del equipo del Reino Unido. Pero lo cierto es que, aunque eliminando diferencias entre Irlanda del Norte y el resto del país, el backstop europeo sigue ahí, y el Ulster sigue quedando en un espacio regulatorio distinto al resto del Reino Unido.

Gibraltar


El acuerdo obliga a España y el Reino Unido a cooperar cara a cara en diferentes asuntos del peñón, algo inédito hasta ahora. ?Este protocolo sienta las bases de la cooperación administrativa entre el Reino Unido y España en varios temas: los derechos de los ciudadanos, la fiscalidad, el tabaco, la pesca, así como la cooperación policial y aduanera?, ha explicado Barnier.

En materia de seguridad, el texto invita a establecer un comité de coordinación para monitorear y coordinar a las autoridades competentes, tanto policías como otros asuntos, y la Unión deberá ser invitada a participar en dichos comités.

También recoge la necesidad de establecer un segundo comité que organice las competencias de las autoridades para monitorear temas relacionados con el empleo y las condiciones laborales, y crear un tercero de cooperación en pesca y protección medioambiental: gestión de residuos, calidad del aire, investigaciones científicas y pesca.

En total, el protocolo de Gibraltar se ha ceñido a seis artículos que recogen las obligaciones a las que se enfrentarán el Reino Unido y España en el borrador del acuerdo del Brexit.

Los dos Estados tendrán que colaborar en materia de fiscalidad. El acuerdo señala que tendrán que resolver el conflicto de impuestos de residencia, y asegurar la transparencia ?absoluta? de las tasas, estableciendo un sistema de cooperación administrativa para luchar contra el fraude, el contrabando y el lavado de dinero negro.

El protocolo obliga al Reino Unido a adoptar resoluciones internacionales del tabaco para el 30 de junio de 2020, y crear un sistema que asegure que España puede acceder a la información que afecta a Gibraltar.

El Reino Unido también deberá asegurarse de que exista un sistema de impuestos que prevenga actividades fraudulentas de los productos que se encuentren en vigor en Gibraltar.

Factura financiera


Fue otro de los puntos calientes de la negociación, resuelto de forma bastante temprana en la segunda mitad de 2017. Finalmente, 39.000 millones de libras será lo que el Reino Unido tendrá que pagar por todos los compromisos adquiridos durante los 40 años de permanencia en la Unión Europea.

Gobernanza


Uno de los elementos clave del acuerdo es cómo se va a gestionar, quién va a interpretar lo que está escrito. Para eso se creará un comité conjunto de diez expertos repartidos en 50% para la UE y 50% para los británicos, y en los que los miembros no pueden pertenecer ni a las instituciones ni al Gobierno británico.

En caso de no poder resolver el problema a través de ese comité conjunto, se conformaría un panel de arbitraje que debe decidir sobre los elementos del Acuerdo de Salida. Pero en última instancia sería el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el que interprete los elementos del texto que sean considerados norma europea.

NOTICIAS RELACIONADAS

Volver al listado