Actualidad

"Lo que he aprendido en India hubiera sido difícil hacerlo en casa"

16/11/2016 | India

img-20161112-wa0002Esta semana, una misión comercial de diez empresas navarras busca acuerdos comerciales en la región india de Tamil Nadu. En su capital, Chennai, están implantadas varias empresas navarras del sector y allí trabaja Mikel Navarro, uno de los becarios del Programa de Prácticas Internacionales del Plan Internacional de Navarra. A través de esta ayuda financiada a través del Programa Europeo de Empleo Juvenil 2014-202, Mikel Navarro desarrolla su labor profesional desde junio de 2016 en la delegación india de Industrias Barga.

- ¿Cómo está siendo la experiencia en India?

En general, la experiencia de poder venir aquí a trabajar ha sido muy buena. He aprendido muchísimo -y no me queda ni poco todavía- de cómo se trabaja en este sector. Me han dado mucha libertad para hacer las cosas y eso me ha permitido conocer mas a fondo todas las áreas de trabajo; lo que he podido aprender aquí hubiera sido difícil hacerlo en casa. He de agradecer a Barga la confianza depositada, el trato recibido y darme esta oportunidad. Aconsejaría a quien tenga la oportunidad de iniciar su vida laboral trabajando en el extranjero que lo aproveche; la experiencia y el aprendizaje que se adquiere en el extranjero es muchísimo mayor.

- ¿En qué consiste tu trabajo en Barga India?

En Barga India me encargo de que la producción vaya adelante en los debidos plazos: veo cómo van las diferentes fases de la producción para los proyectos que estamos trabajando, me aseguro de que los pedidos estén hechos y tengamos el material, coordino las diferentes áreas para que el trabajo sea lo mas fluido posible. En definitiva, hago de conexión entre las sedes de Lakuntza e India y colaboro para que la "maquina" que es Barga India funcione correctamente.

- ¿Cómo son los indios en el ámbito profesional?

Jaja! Bien curiosos los indios en el trabajo, y en la vida en general! Esta claro que la educación y la preparación de la gente no es la misma que en Europa. Si tienes dinero podrás tener una buena preparación pero la gran mayoría vive como puede. Trabajando con ellos te das cuenta de que son diferentes, hay que intentar ponerse en su lugar para entenderlos. En general son gente muy trabajadora y trabajan de sol a sol, aunque quizás les falte previsión e iniciativa a la hora de trabajar. Al igual que nosotros, nacen obedeciendo a sus padres, al profesor, al jefe y siguiendo sus creencias religiosas y sus convenciones sociales pero quizá a una mayor escala que nosotros. Sí que a veces te sorprenden con los recursos que se sacan para llevar las cosas adelante. Como no estamos muy lejos del ecuador, el ritmo de trabajo es tranquilo y el "tomorrow" o "is coming" lo escucho cada día. Pero también he de decir que en una cosa o en otra no paran de trabajar en todo el día. Además, son muy serviciales y simpáticos.

- ¿Qué es lo que más te ha impactado de India?

A diario encuentro algo nuevo que me llama la atención, este país es alucinante. La manera de relacionarse que tienen, la educación, las costumbres, la religión, la cultura, la mentalidad, las ideas tan "locas" que tienen, etc. Ellos mismos justifican cosas diciendo "incredible India". Aquí todo es posible, y de verdad que lo es.

Por otra parte, aunque hay cosas muy impactantes, con el tiempo las vas asimilando y las das por normales. Especialmente me impacta la pobreza y lo dura que es la vida, sobre todo si eres pobre. Hay muchísima gente viviendo en condiciones inhumanas y aquí sí que es difícil salir de ese agujero.

- ¿Te gustaría quedarte en India? ¿Y seguir vinculado al sector de las renovables?

India es un país que te aporta muchas cosas. Probablemente la zona en la que estoy ubicado, Chennai, al sureste del país, no sea de las ciudades mas fáciles para occidentales y no cuenta con una amplia oferta de ocio, pero todos los lugares tienen su encanto y Chennai también tiene el suyo. Si tuviera alguna oferta interesante no me importaría quedarme una temporada pero el mundo es muy grande así que preferiría cambiar de sitio.

En cuanto a seguir vinculado a las energías renovables sí que me gustaría. Era el sector que quizás mas me atraía y he tenido la suerte de poder trabajar en ello. En concreto los molinos y cómo sacar energía de viento era algo que me fascinaba cuando lo veía de pequeño, ahora trabajo en ello. Esta industria quizás tenga un plus de magia que hace que me guste.

Volver al listado