Actualidad

Los 5 errores más frecuentes en las solicitudes de subvención a las convocatorias PIN de apoyo a la internacionalización de las empresas

24/02/2015

convocatorias fotoHoy os contamos algunos de los errores más comunes que solemos detectar en las solicitudes para las convocatorias de internacionalización que anualmente lanzamos desde el Plan Internacional de Navarra.

Os animamos a preparar un buen proyecto para las convocatorias que se han abierto esta semana y os recordamos que para cualquier duda os podéis poner en contacto con nosotras: planinternacional@navarra.es 848 425761.

 

1. Descripción general incompleta del bien o servicio destinado a la exportación

La empresa conoce bien su producto o servicio. Por eso ha de describirlo con detalle, sin dar nada por supuesto y pensando en que las personas que evalúan el proyecto lo desconocen. Es conveniente incidir en todas sus características, resaltando además aquellas que lo hacen de interés, atractivo y competitivo de cara al mercado extranjero objetivo.

2. Análisis DAFO incompleto y sin orientar al mercado objetivo

El DAFO es el punto de partida imprescindible para acertar en el diseño del plan de internacionalización que nuestra empresa quiere implementar y debe condicionar el resto de decisiones que tomaremos en nuestro proceso de internacionalización: objetivos del plan, segmento de mercado al que nos dirigimos, adaptación de nuestro producto o servicio al mismo, adaptación a la normativa, acciones de promoción, contacto con distribuidores, ferias a las que acudir, entrevistas que mantener, etc.

Elaborar un buen DAFO nos hará conscientes de si nuestra empresa está preparada y en qué medida para acercarnos al mercado exterior elegido. El análisis ha de ser riguroso y objetivo y orientado al país al que queremos dirigirnos.

Tendremos que hacer un análisis interno,que nos dará como respuesta las fortalezas y debilidades de nuestra empresa o agrupación de empresas, y también haremos un análisis externo, que dará como resultado las oportunidades y amenazas que encontramos en el mercado al que nos dirigimos.

dafo

3. Falta de definición y concreción de objetivos

Una vez que conocemos nuestras debilidades y fortalezas para afrontar las amenazas y oportunidades que encontraremos en el mercado de destino podemos marcarnos los objetivos a conseguir con el plan de internacionalización que presentamos.

Sin una correcta definición de los objetivos de la empresa en su proceso de internacionalización no será posible una adecuada selección de las acciones a desarrollar en el año 2015.

Un buen objetivo ha de ser SMART (inteligente en inglés):

Specific (específico)
Measurable (medible)
Achievable (realizable)
Realistic (realista)
Time-Bound (limitado en tiempo).

Cada objetivo ha de ir acompañado por lo tanto de un indicador numérico que permitirá evaluar el grado de consecución.

4. Planes de acciones genéricos

Definidos y cuantificados los objetivos, nuestra empresa ya está preparada para establecer las acciones para el año 2015 que nos permitirán conseguirlos.
Es frecuente que los planes presentados tengan las siguientes deficiencias:


  • Acciones poco desarrolladas, que no permiten valorar su pertinencia y utilidad en el logro de los objetivos.

  • Sin calendarizar. Las acciones han de situarse en el tiempo, indicando bien fechas concretas o meses en los que se desarrollarán.

  • Sin justificar su pertinencia alineándolas con el DAFO y los objetivos del Plan.


5.Presupuesto poco detallado y sobreestimado

Más de una vez encontramos proyectos con presupuestos genéricos no detallados por acciones y en ocasiones sobreestimados.

Un presupuesto ajustado y desglosado es fundamental para estimar la capacidad de la empresa de abordar el plan de internacionalización. Por otra parte, si está sobredimensionado, en las convocatorias del PIN tiene penalización, ya que si finalmente la empresa o agrupación no llega a ejecutar el 60% de lo presupuestado, pierde el derecho a la subvención.

Un presupuesto adecuado, desglosado y ajustado, permitirá afrontar el trabajo minimizando las desviaciones financieras y evaluar a posteriori los costes ejecutados sobre los previstos y en qué conceptos ha habido más desviaciones. Además, desde el punto de vista de la gestión de los recursos públicos, permite una correcta asignación de ayudas, evitando concesiones que finalmente no se abonan y se detraen de otras empresas candidatas.

NOTICIAS RELACIONADAS

Volver al listado