Lo más nuevo

Elecciones en India: conclusiones tras la reelección de Modi

La necesidad de gobernar en alianza con partidos regionales obligará a tener que demostrar unas mayores dotes de negociación y en muchos casos a tener que hacer concesiones a fin de asegurar la estabilidad. Igualmente, el nuevo Gobierno de India deberá gestionar el desarrollo económico del país haciendo que alcance a un mayor porcentaje de su población y favorezca la creación de empleo para los jóvenes.

17/06/2024 | India
Elecciones en India: conclusiones tras la reelección de Modi
El presidente de la India Narendra Modi

El pasado 5 de junio la Comisión Electoral india publicó los resultados de las elecciones al Parlamento o Lokh Sabha que se habían venido celebrando desde el pasado 19 de abril, donde más de 640 millones de indios ejercieron su derecho al voto en las denominadas “mayores elecciones de la historia de la humanidad”. Por tercera ocasión consecutiva, los electores eligieron al bloque National Democratic Party (NDA) liderado por el partido Bharatiya Janata Party (BJP) para gobernar la mayor democracia del planeta durante los próximos cinco años. 

Esta victoria permitirá a Narendra Modi igualar el record de gobernabilidad del país de Jawaharlal Nehru, el primer Prime Minister de la historia del país (1947-1964). Si bien la victoria del bloque NDA se daba por garantizada, el margen por el que se ha conseguido ha sido muy inferior al esperado por prácticamente todos los analistas. El BJP tan sólo obtuvo 240 escaños, cifra insuficiente para alcanzar la mayoría de 272 escaños, por lo que dependerá del resto de partidos del bloque para sumar la cifra necesaria (entre todos ellos suman 291).  

La propia campaña del Presidente Modi había fijado su horizonte en la obtención de 400 de los 543 escaños del Parlamento (“Abki Baar 400 Para” – esta vez superamos los 400), por lo que la sensación de victoria agridulce ha sido más que evidente.  

Sorpresa de la oposición

En el otro lado de la balanza, el heterogéneo bloque de oposición presentado bajo las siglas INDIA (Indian National Developmental Inclusive Alliance) sorprendió con unos resultados muy superiores a los esperados incluso en feudos tradicionalmente conservadores como el estado de Uttar Pradesh. Como muy significativamente publicaba el Times of India: “NDA se alza con el gobierno, INDIA se convierte en una oposición” (The Times of India, 5/6/24)1

La pérdida de 63 escaños por parte del BJP supondrá la necesidad de gobernar mediante alianzas por primera vez en los 10 años de mandato del Presidente Modi, en especial con los representantes de los partidos regionalistas de Bihar y Andhra Pradesh. Ambos partidos han ofrecido históricamente su apoyo tanto a uno como otro bloque, por lo que su apoyo, ni será desinteresado, ni se podrá dar por garantizado. No en vano, el partido TDP del carismático Chandrababu Naidu de Andhra Pradesh, ya retiró en el pasado su apoyo al BJP al negarles su estatus de “región favorecida”.   

Estos sorprendentes resultados han supuesto un auténtico shock en los mercados, provocando la mayor caída de la bolsa india en los últimos cuatro años, recuperándose en los días posteriores al confirmarse el apoyo del resto del bloque NDA a la reelección del gobierno BJP. 

Más allá de las propias matemáticas de la suma de escaños, es muy relevante el análisis de los motivos del revés electoral de Modi, en especial cuando ha gozado en su última legislatura de un cómodo mandato con unas grandes cifras de crecimiento económico y un reconocimiento internacional el emergente peso geoestratégico del país, así como ha sido proyectado a nivel doméstico como un líder mesiánico omnipresente, imagen del desarrollo del país. “La marca Modi ha perdido brillo”, sentenciaba la BBC. (Biswas, 4/6/24) 2

De forma evidente, toda esa campaña de imagen de loa al líder, no ha sido suficiente para atraer al electorado, quien ha valorado de forma negativa la tendencia observada durante el último periodo de cinco años del gobierno del BJP, donde se ha radicalizado su posición ultra religiosa, que ha provocado el enfrentamiento con la población musulmana del país a raíz de polémicas leyes, así como la creación del llamado a ser el “Vaticano Hindú”, un templo erigido en honor del dios Rama construido en la ciudad de Ayodhya, Uttar Pradesh sobre las ruinas de una mezquita demolida en los años 90. 

Al margen de esta división interreligiosa, otros aspectos de índole económica pueden ser los principales motivos de la pérdida de apoyo del electorado al BJP. Entre ellos, sin duda, el alto nivel de desempleo, el aumento de precios y la creciente desigualdad son los principales factores que explican el descontento de una parte de la población, en especial la más desfavorecida, que ve cómo el desarrollo económico del país no está suponiendo para ellos una mejora en su calidad de vida. Estos dos aspectos, desigualdad y desempleo afectan a una enorme parte de la población (entorno rural y jóvenes) que han mostrado su desencanto con el actual gobierno. 

La mayor evidencia de este desencanto han sido los resultados en el estado de Uttar Pradesh, el gigantesco estado del norte de India, con más de 250 millones de habitantes y una extensión superior al Reino Unido. Este estado había significado el mayor bastión de votos del BJP en las pasadas elecciones, donde se alzó con 63 de los 80 escaños en juego. Contra todo pronóstico, en las presentes elecciones el partido del gobierno se dejó por el camino 33 de esos 63 escaños, lo que significó una sonada derrota de su líder Yogi Adityanath, uno de los principales candidatos a suceder a Modi en la jefatura del estado. Esta derrota también tiene un significado muy especial ya que UP acoge el polémico templo de Ayodhya, ciudad en la que también fue derrotado el BJP. 

Regionalización en la India

Otra lectura muy interesante de los resultados de las elecciones es la marcada identificación del electorado con los líderes regionales en detrimento de los nacionales. Este factor ha favorecido de forma muy significativa al bloque de oposición que acogía a todo este heterogéneo conglomerado de partidos de muy diversa ideología e identidad. De hecho, tan complicado era el entendimiento entre estos 26 partidos, que se presentaron a las elecciones sin haber identificado quién sería el primer ministro en caso de haber ganado las elecciones.  

Esta “regionalización” de India tiene un mensaje de mucho calado, ya que el electorado ha manifestado claramente su voluntad de no perder su identidad local dentro de India. Este mensaje se contrapone con la voluntad del BJP de imponer su concepto de “hinduvta”, es decir, sentimiento nacional identificado con el hinduísmo y con el hindi. 

La ciudadanía india ha evidenciado una gran madurez lanzando un mensaje en favor de la integración interreligiosa y cultural y en contra de la polarización y del pensamiento único. La necesidad de gobernar en alianza con partidos regionales, en algún caso no hindi-parlantes, obligará a tener que demostrar unas mayores dotes de negociación al partido del gobierno y en muchos casos a tener que hacer concesiones a fin de asegurar la estabilidad en el gobierno. Igualmente, el nuevo Gobierno de India deberá gestionar el desarrollo económico del país haciendo que alcance a un mayor porcentaje de su población y favorezca la creación de empleo para los jóvenes. 

Desde el punto de vista económico, la reelección del gobierno Modi asegura la continuidad de las políticas de atracción de inversión extranjera en India, como el programa Production Linked Incentives (PLI), así como la apuesta por el desarrollo de las energías renovables en el país. En el plano de las relaciones internacionales, la reelección del gobierno indio, junto con la más que previsible continuidad del bloque encabezado por Ursula Von der Leyen, da continuidad a la voluntad de alcanzar un Acuerdo de Libre Comercio entre las dos mayores democracias del mundo. 

1. The Times of India. (5/6/24). NDA gets govt, India gets and opposition. Bennett, Coleman &Co. 
2. Biswas, B. -S. (4/6/24). Why India's Modi failed to win outright majority. BBC. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

El reto de la transición energética en India
El reto de la transición energética en India
08/02/2024 | India
India vuela alto
India vuela alto
16/08/2023 | India
Volver al listado