Oportunidades de negocio

Alemania, un país abierto y atractivo para el comercio electrónico

20/12/2021 | Alemania
Alemania, un país abierto y atractivo para el comercio electrónico

El e-commerce ha sido uno de los grandes ganadores de la pandemia debido al cierre de las tiendas físicas y a los confinamientos. En Alemania, en 2020 se vivió un crecimiento de casi un 15% en las compras online respecto al 2019.

Alemania es desde muchos años el quinto mercado de comercio electrónico del mundo y el segundo de Europa. Siempre ha sido un país abierto y atractivo para el comercio electrónico, con una adopción muy rápida por parte de los consumidores.
El comercio electrónico venía creciendo un 10% todos los años, sin embargo, durante la pandemia se ha vivido un crecimiento de casi el 15%, marcando un récord de crecimiento.

La pandemia ha acelerado la transformación digital y ha impulsado el crecimiento del comercio electrónico en todo el mundo y sobre todo en el comercio electrónico alemán. Su valor era de 83.300 millones de euros en 2020. Esta cifra representa un aumento del 14,6 % en comparación con el año anterior. Una gran cantidad de pequeños comercios han desarrollado su presencia en línea mediante la creación de tiendas electrónicas. La pandemia ha acelerado definitivamente este fenómeno.

Durante la crisis de la covid-19 se ha visto el mayor crecimiento de las compras online en categorías como la alimentación y la farmacia. Aunque la gente sabe que puede ir a comprar alimentos y medicamentos a las tiendas físicas, prefiere hacerlo primero por Internet. Los consumidores se han dado cuenta de que también pueden comprar todo online, y no solo la gente joven, sino que también gente mayor ha empezado a comprar mucho más online.

Las empresas han pasado de los modelos de negocio multicanal tradicionales a un modelo multicanal que da prioridad a las redes. Además, los consumidores alemanes han modificado sus formas de pago en línea, ya que los pagos digitales, como Paypal y Apple Pay están en aumento y el pago en efectivo está disminuyendo. Se está viendo esta tendencia no sólo en tiendas de mayor tamaño, sino también en el comercio local y más pequeño. Antes, las panaderías pedían a los consumidores que pagaran en efectivo, ahora hay muchos que prefieren opciones de pago sin contacto.

Para la población alemana, así como para la legislación alemana, la sostenibilidad es un tema de gran importancia. Es una conversación sobre la gestión de las devoluciones, el embalaje, el envío sostenible y los requisitos de los minoristas electrónicos extranjeros. Curiosamente, la Agencia Alemana de Medio Ambiente ha publicado por primera vez un estudio que demuestra que no hay pruebas de que el comercio electrónico sea menos sostenible que el comercio minorista habitual y, en más casos, es incluso más sostenible comprar en línea que en una tienda física. Por tanto, el tono del debate está cambiando.

El comercio electrónico B2C (Business to customer) se estabiliza con niveles de crecimiento positivos, siendo los sectores con mayor cuota de negocios la moda (27%), la electrónica (15%), productos de belleza y salud (11%), el tiempo libre y ocio (10%) y artículos de hogar (10%). Las páginas web con mayor nivel de facturación en Alemania son Amazon.de, Otto.de y Zalando.de, con casi 14.000 millones de euros facturados.

Por otro lado, el comercio B2B (Business to business) supera en más de 20 veces al comercio B2C. Los pedidos entre empresas se hacen predominantemente a través de páginas web de proveedores con relaciones previas, aunque se prevé un fuerte crecimiento del uso de marketplaces B2B.

 

Hábitos del consumidor

La población alemana ha llegado a identificar el comercio electrónico como un socio fiable en la pandemia y lo utiliza con más naturalidad que antes, aunque los consumidores alemanes son bastante astutos a la hora de comprar online. Confianza, lealtad, calidad y seguridad son valores muy importantes para ellos.

Únicamente realizarán una compra si la tienda online les transmite confianza y profesionalidad, es decir, les preocupa especialmente conocer cómo se usarán sus datos personales, la seguridad de los pagos y los términos de entrega. 

Los siguientes aspectos, entre otros, son decisivos para los alemanes a la hora de realizar un pedido:

  1. El sello de calidad: esto da seguridad a los clientes. Mostrar un sello de calidad se ha convertido en un deber entre las tiendas online en Alemania.
  2. Las valoraciones de clientes: los comentarios de otros compradores aumentan mucho la probabilidad de compra.
  3. Opciones de pago: ofrecer varias opciones de pago en e-commerce, transmite tranquilidad al usuario. Los métodos de pago preferidos de los alemanes son Paypal y contra factura.
  4. Condiciones de compra: cualquier información relacionada con las condiciones de compra de la tienda (opciones de envío, precios, devoluciones, garantías etc.), debe estar clara.

El perfil de consumidores que compran online en Alemania, un 49,1% son hombres y 50,9% son mujeres. Alrededor de 43% de los compradores pertenece al grupo de edad de 20 a 40 años y 3% solo para los compradores de más de 70 años.

 

El futuro del comercio electrónico

La compraventa digital lleva mucho tiempo en auge, pero la pandemia la ha convertido realmente en la nueva forma de vida. Cada vez son más los consumidores que optan por la comodidad y la seguridad de comprar desde casa.

En cuanto a las cifras, se prevé un aumento en los siguientes años, ya que el comercio electrónico se está rompiendo con los hábitos de la compra tradicional (en tienda).

 

Fuentes:

 

NOTICIAS RELACIONADAS

El auge del hidrógeno verde en Alemania
El auge del hidrógeno verde en Alemania
09/03/2023 | Alemania
Volver al listado