Oportunidades de negocio

El aumento del consumo de productos bio, una oportunidad en el mercado alemán

22/06/2021 | Alemania
El aumento del consumo de productos bio, una oportunidad en el mercado alemán

Con una población cada vez más concienciada con la sostenibilidad, Alemania es actualmente el segundo mercado más demandante de productos ecológicos, después de Estados Unidos, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España. Hablamos, en definitiva, de un mercado muy relevante y dinámico en el entorno internacional.

El primer aumento de la producción y la demanda de este tipo de productos en Alemania se remonta al año 1989, cuando el Gobierno Federal empezó a fomentarlo gracias al programa de intensificación de la Comunidad Europea. Desde entonces, el Gobierno ha seguido impulsando la producción ecológica con diferentes ayudas.

No siempre resulta cierto, que todo lo que sube baja y este caso es un claro ejemplo de ello, ya que los expertos no prevén ningún tipo de cambio negativo en este aumento y se espera que en los próximos años el mercado de los productos agroalimentarios BIO en Alemania siga en auge. Tal y como se puede ver reflejado en la encuesta del Ökobarometer 2020 encargada por el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura, el 37% de los encuestados consumen regularmente productos BIO y más del 90% de ellos lo hace ocasionalmente pero planea hacerlo más a menudo.

 

Impacto de la COVID-19

La realidad de un mundo en crisis está despertando conciencias a lo largo y a lo ancho de nuestro planeta, y se puede ver reflejado en el aumento del consumo de productos medioambientalmente responsables que se ha dado debido a la pandemia ocasionada por la COVID-19. Según los datos publicados por el Ministerio Federal de Agricultura Alemana, en el pasado año 2020 se batió el récord de ventas de alimentos ecológicos con más de 15.000 millones de euros que suponen un 20% más en comparación con el año 2019. Además, la cuota de mercado de los productos orgánicos aumentó dentro del sector agroalimentario un 6?4% en el 2020.

Desde el inicio de la primera cuarentena en marzo de 2020, el producto ecológico que más éxito ha tenido en Alemania es la carne, un producto que según el ecobarómetro puesto en marcha por el Ministerio Federal de la Alimentación y la Agricultura y la ministra federal Julia Klöckner se consume cada vez más como opción ecológica.

Queda en evidencia que reinventarse es crecer, y esto es lo que han tenido que hacer las empresas dedicadas a la comercialización de alimentos y bebidas sostenibles. De un tiempo a esta parte, han decidido dedicar más esfuerzo y recursos a una transición ecológica del embalaje, transporte o procesos para comercializar estos productos.

Actualmente, España es el país con mayor superficie de tierras dedicada a la producción de alimentos ecológicos dentro de la Unión Europea y además, no ha perdido la ocasión de destinar gran cantidad de los productos que cultiva a la exportación, convirtiéndose así en una de las piezas clave a nivel internacional. En cuanto al país alemán, el 85% de los productos agroalimentarios BIO son importados desde España o Italia.

 

Cambio en las costumbres de compra

La sostenibilidad y los productos BIO no siempre han estado al alcance de nuestra mano, y es cierto que hasta hace relativamente poco, todas aquellas personas que querían consumir productos BIO tenían que hacer una búsqueda exhaustiva en supermercados o establecimientos especializados. Hoy en día y debido al aumento de la popularidad de este sector, grandes cadenas de supermercados han optado por ofrecer este tipo de productos, algo que ha supuesto el cierre de muchas tiendas de menor tamaño que lo venían haciendo con anterioridad.

 

Certificación BIO

Con el aumento de consumo de los productos BIO agroalimentarios, también ha aumentado el nivel de exigencia y conocimiento de los alemanes, que dan cada vez más importancia a la certificación BIO clasificándola ya como primordial.

Un control y una certificación es la garantía para el consumidor de que en la producción de los alimentos no hayan sido utilizados ningún tipo de pesticidas, insecticidas y otras sustancias sintéticas. Además, entre otros aspectos, garantiza que al menos el 95% de los ingredientes son ecológicos y han sido cultivados o criados en tierras y aguas no contaminadas.

Los datos de los últimos años reflejan que el mercado agroalimentario ecológico está aumentando a gran escala en Alemania. La transición a un consumo de alimentos ecológicos de la ciudadanía es cada vez más evidente y rápida y la pandemia solo ha conseguido acelerar este proceso. A día de hoy, existe más concienciación que nunca hacia el ámbito de la salud y por lo tanto, aumentan las oportunidades para los productos agroalimentarios sostenibles.

Colaboración: IE Team, consultora de Gobierno de Navarra para Alemania

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Volver al listado