India representa el 1,2% del mercado global de dispositivos médicos y sobre un 6% del mercado global de cuidado sanitario. El objetivo del Gobierno de India es dedicar un 2,5% del PIB al sistema sanitario en 2025.

La realidad actual, sin embargo, dista mucho de esas cifras. El gasto sanitario indio es muy inferior al realizado por los países con economías desarrolladas. India está entre los países que menos invierten en sanidad con solo el 0,96% del PIB (2018), dependiendo de forma muy importante de la sanidad privada, que obviamente está dirigida a los sectores más elevados de la sociedad. El sector privado representa más del 70% del gasto sanitario total del país.

Fuente: Statista

El sector de la asistencia sanitaria actualmente es uno de los más importantes del país, tanto en ingresos como en número de personas a las que emplea. Este sector se encuentra en crecimiento, principalmente debido a que se está extendiendo la cobertura sanitaria pública a través de Planes del Gobierno Central como el Ayushman Bharat.

La industria sanitaria presenta grandes oportunidades de crecimiento, estimándose que alcance los 372.000 millones de dólares en 2022. La creciente disponibilidad y asequibilidad de la asistencia sanitaria está estimulando otros servicios como los de diagnóstico, farmacia y equipamiento médico. El Gobierno indio pretende mejorar el acceso a los servicios sanitarios de la población más vulnerable, para lo que ha implementado diversos programas de salud y seguros médicos que deben seguir desarrollando en el futuro.

India se encuentra entre los 20 principales mercados de dispositivos médicos a nivel mundial y es el cuarto mercado de dispositivos médicos más grande en Asia después de Japón, China y Corea del Sur. Este sector, valorado en 6.621 millones de dólares (2019), ha crecido significativamente en la última década. Las previsiones para los próximos años siguen siendo muy positivas, ya que alcanzarán los 14.000 millones de dólares en 2025, según estimaciones de la FICCI (Federation of Indian Chambers of Commerce & Industry).

La característica más reseñable de este sector es su fuerte dependencia de las importaciones, en gran medida debido al desfase tecnológico de la industria local a consecuencia de la baja inversión en I+D. Los dispositivos médicos representan un 80% del total de las importaciones del equipamiento médico.

Los principales mercados proveedores de India son EE.UU., China, Alemania y Países Bajos. El 53% de las importaciones se concentra en los instrumentos y aparatos de medicina (partida 9018), seguida de los aparatos de radiología (partida 9022) y los reactivos de diagnóstico o de laboratorio (partida 3822).

Barreras arancelarias y formas de acceso

Las importaciones están gravadas por los aranceles a la importación, GST (impuesto sobre el valor añadido), Social Welfare Surcharge y el Health Cess impuesto por el gobierno indio.

Al igual que ocurre en el caso del IVA, el GST es deducible y, por tanto, recuperable. Los dos recargos (Social Welfare y Health Cess) se calculan sobre el importe de los aranceles y suponen entre un 1% y un 1,5% de coste adicional sobre el arancel de importación.

Por otro lado, los principales canales de distribución son los distribuidores y agentes. El distribuidor debe obtener las licencias necesarias para la distribución. Se recomienda seleccionar distribuidores especializados, frente a los distribuidores generales, ya que estos proporcionan un valor añadido por tener un mayor conocimiento de los productos que distribuyen y así poder ofrecer un mejor servicio post-venta y no conceder exclusividad, ya que es muy difícil que un solo representante, agente o distribuidor sea capaz de cubrir todo el mercado.

 

Oferta

La industria local de equipamiento médico está altamente fragmentada. Existen unos 800 fabricantes en India con predominio de las pequeñas empresas. Las empresas locales fabrican en gran medida productos de gama baja, mientras que los fabricantes multinacionales se enfocan en los dispositivos médicos de alto contenido tecnológico, que requieren de conocimientos avanzados de los que los fabricantes locales carecen.

Reto

El Gobierno indio necesita aumentar su capacidad productiva, fomentar el I+D, mejorar la calidad y reducir la dependencia en importaciones. Para ello, ha establecido una serie de hitos y diseñado medidas de distinto alcance:

1. Mejora de la competitividad de las empresas con el fin de incrementar las exportaciones desde 2.100 millones de dólares en 2019 a 10.000 millones de dólares en 2025, a la vez que se reduce la dependencia exterior (programa Atmanirbhar Bharat o India Autosuficiente).  El saldo de la balanza comercial india es negativo con una tasa de cobertura del año 2019 del 49%.

2. Creación de clústeres para promover la industria local bajo el sub-programa “Promoción de parques de equipamiento médico”. Actualmente, hay cinco clústeres de equipamiento médico en India. Estos clústeres, junto con los demás parques de dispositivos médicos y parques Medtech, que se desarrollarán a su alrededor, tienen el potencial de crear un ecosistema de fabricantes, distribuidores y desarrolladores. Los clústeres del norte (como el del estado de Haryana), aprovechan la mano de obra barata y fabrican consumibles de poco valor añadido. Sin embargo, los que se encuentran en el sur aprovechan la mano de obra cualificada de la que disponen y producen dispositivos médicos de alto contenido tecnológico, como es el caso de Tamil Nadu.

Fuente: Medical Device Industry in India, 2017, SKP.

3. Apoyo a la investigación y el desarrollo (I + D) para incrementar el grado de tecnología e innovación para crear instalaciones productivas de alta tecnología por parte de la industria local.

4. Incentivo de las inversiones extranjeras en la fabricación de dispositivos médicos. En mayo de 2020, el gobierno anunció planes de incentivo de 4.900 millones de dólares durante un período de cinco años, y a la fabricación de dispositivos médicos clave. El Gobierno indio permite el 100% de IED en el sector.

5. Construcción de nuevos hospitales especializados, además de reformar y modernizar los hospitales ya existentes. Se prevé un gasto de más de 200.000 millones de dólares en infraestructura sanitaria hasta el 2024.

Oportunidades de negocio

Ante esta gran brecha entre la oferta y la demanda de dispositivos médicos que presenta en estos momentos el mercado indio, y tras contactar con más de 20 agentes indios del sector médico para conocer las necesidades concretas y reales, se han identificado varias oportunidades de negocio:

1. Bajo nivel tecnológico local. El impulsor clave de la industria de los dispositivos médicos indio es, indudablemente, la tecnología. La adaptación de la normativa de equipamiento médico a los estándares internacionales genera oportunidades de colaboración entre entidades locales y empresas internacionales. Hay grandes oportunidades para las colaboraciones tecnológicas con empresas locales, a las que transferir la tecnología europea. Estas alianzas fomentarán el desarrollo tecnológico del sector y aumentarán la competitividad del mercado indio en el entorno internacional.

2. Carencia de dispositivos médicos necesarios para gestionar la actual crisis sanitaria de COVID, como son los generadores de oxígeno y los respiradores automáticos. De manera complementaria, buscan proveedores de componentes médicos necesarios para la puesta en marcha y uso de dichos dispositivos, como son los cilindros de oxígeno, de 20 l. y 40 l.

Además, India necesita también dispositivos médicos específicos, como son las máquinas de anestesia, nebulizadores, pulsioxímetros, tensiómetros, termómetros digitales, glucómetros, instrumentos quirúrgicos y diagnóstico de cáncer, así como equipos de laboratorio, oncología y laparoscopia.

 

Colaboración. Indversis, consultora de Gobierno de Navarra para el mercado indio

 

Más información: