Con ocasión de la celebración de la feria INDUS FOOD en Greater Noida (Uttar Pradesh) a las afueras de Delhi, durante los pasados 20 y 21 de marzo de 2021, tuvimos la oportunidad de volver a tomar contacto con el sector agroalimentario indio un año después de la irrupción de la pandemia.

Indudablemente la situación vivida a nivel internacional ha marcado de forma muy importante la presente situación del sector. Si bien las empresas domésticas no se han visto perjudicadas durante el año 2020, alcanzado producciones históricas, y cifras de ventas locales y exportaciones nunca vistas, las importaciones, por el contrario, han sufrido una muy importante ralentización.

Durante la feria se han podido observar las nuevas tendencias del sector agroalimentario en India, entre las cuales podemos destacar el auge de los productos congelados con la presencia de varias nuevas empresas de tamaño pequeño/medio, el despegue definitivo de las empresas de productos procesados, con una enorme presencia de productores de snacks y platos preparados, y la presencia cada vez más consolidada de productos “healthy” y de empresas “zero waste”. Es evidente que el mercado indio está dando pasos decididos hacia la modernización y sostenibilidad.

Por otro lado, es muy importante el desarrollo que han experimentado sectores como el e-commerce y las plataformas online de entrega de comida a domicilio, que está facilitando el auge de determinados productos como los platos preparados, la importación de productos gourmet envasados, etc.

Una importante cifra de las exportaciones agroalimentarias españolas, están dirigidas a los canales HORECA y la gran distribución (retail) organizada. En especial el canal HORECA ha sufrido de forma muy dura los continuados cierres de actividad (marzo-septiembre) y su posterior apertura progresiva, así como la ausencia de viajeros internacionales al estar prohibidos todavía los visados para turismo.

Si bien este comercio de productos tradicionales (aceituna, aceites variados, frutas con hueso, etc.) requerirá de una recuperación de la actividad económica, existen otros productos cuya demanda puede experimentar un alza muy importante a consecuencia de los nuevos gustos del consumidor, así como de los incentivos que el gobierno indio está proporcionando para la inversión en tecnología y en mecanización de cultivos.

La demanda tecnológica tanto en el sector de procesado de alimentos como en las técnicas de cultivo ofrece enormes oportunidades de colaboración entre las empresas navarras y las empresas indias. Si bien es conocido (y el gobierno de Navarra ya está promocionando) el potencial de las empresas navarras en India, existe también una importante área de colaboración en la adaptación de cultivos para ser susceptibles de ser optimizados.

Tanto empresas privadas como el propio Gobierno de India han abierto oportunidades de colaboración en dos áreas:

  • Introducción de variedades de guisantes susceptibles de ser cultivadas y recogidas de forma mecanizada. India cuenta con un enorme potencial de cultivo de guisantes que tan sólo es procesado en una pequeña cantidad debido al enorme coste de la recogida manual y posterior procesado.
  • Colaboración con organismos ganaderos y de productos lácteos en el área de tratamiento de la fiebre aftosa (foot and mouth disease). En la actualidad los efectos de la FMD son devastadores para el sector ganadero indio, el segundo mayor del mundo, pero cuyas exportaciones están prohibidas a nivel internacional. El objetivo del gobierno indio es conseguir erradicar en su totalidad esta enfermedad antes de 2025 a fin de poder permitir el acceso de las empresas indias al mercado internacional.

En lo relativo a la distribución retail, varias cadenas de distribución de productos alimentarios en plataformas de e-commerce se han interesado por los productos navarros susceptibles de esta distribución, lo cual puede suponer una oportunidad de entrada a determinadas conservas vegetales navarras con escasa presencia en el mercado retail tradicional, así como a determinados productos gourmet.

Indudablemente India también ofrece un enorme atractivo como proveedor internacional y como vía de entrada de los productos indios hacia Europa, siendo innumerables las empresas que buscan colaboraciones con empresas europeas, entre las que podemos destacar productores de especias, productos orgánicos, verduras congeladas, snacks, legumbres, tés, etc.

El auge y competitividad de los productos indios en el mercado internacional está avalado por la presencia en la feria de grandes cadenas de distribución internacionales como LuLu, Carrefour, Rewe, Lidl, Al-Safeer, Grand Hypermarket, entre otras muchas firmas.

 

Colaboración. Indversis, consultora de Gobierno de Navarra para el mercado indio