Entre 2015 y 2020, el valor del mercado de la salud y el bienestar en México se ha incrementado un 41,7%, al pasar de 11.005 millones de dólares a 15.591 millones según Euromonitor. Ese crecimiento continuará en los próximos años, ya que para 2025 se espera que llegue a los 18.861 millones, lo que significa un avance del 20,9%.

La llegada de la pandemia de la Covid-19 y el cambio de hábitos que se ha producido han supuesto un impulso para que la población mexicana se interese por los alimentos saludables. Según un estudio realizado por Kantar Worldpanel México, en 2020 se registró un aumento en las ocasiones de consumo de productos saludables de un 4%; y los productos comprados “por antojo” crecieron más de un 7%.

El alza en el consumo de este tipo de productos comenzó antes de la pandemia, en el primer trimestre de 2019, y se agudizó a partir del segundo trimestre con la pandemia ya instalada en México.

Los nichos de producto que mayor crecimiento han experimentado han sido el de botanas (snacks, aperitivos, etc) y el de superalimentos con sendos crecimientos del 27,6% y 20% respectivamente.

La gran mayoría de este tipo de productos son importados, principalmente de Estados Unidos y de la Unión Europea. La producción nacional no tiene mucha presencia y la ausencia de una certificación mexicana de productos ecológicos dificulta la identificación por parte del consumidor.

Con este contexto se puede afirmar que existe una gran oportunidad para los productos españoles ecológicos y saludables en los próximos años. Seguirá siendo un mercado en claro crecimiento y los valores asociados al producto español hacen que su posicionamiento sea muy positivo.

El nuevo etiquetado aumenta el consumo de los productos orgánicos

El 1 de octubre del 2020 entró en vigor el nuevo etiquetado frontal de advertencia NOM 051. La principal novedad de la nueva ley es la obligatoriedad de incluir unos octágonos negros que alertan al consumidor si el producto tiene altos contenidos de azúcar, calorías, sodio o grasas.

La principal consecuencia del nuevo etiquetado ha sido la reducción en la venta de productos tradicionales con un alto nivel de azúcar y calorías. México tiene uno de los índices más altos a nivel mundial de obesidad y diabetes, motivo por el que el Gobierno Federal ha tomado dicha medida. Se espera un descenso de entre el 6% y el 25% en los productos que ostenten los tres sellos de alto nivel en azúcar, sodio y grasas.

Como consecuencia, el consumidor mexicano ha modificado sus hábitos de compra, siendo un factor determinante el contenido nutricional, la presencia de certificaciones ecológicas (Estados Unidos y Unión Europea) y el mensaje del etiquetado y empaquetado.

Según un estudio realizado por Nielsen, las marcas que comunican de manera muy asertiva el cuidado de la salud están sobresaliendo, es decir, todo lo que son probióticos, lo adicionado con vitaminas y todo lo que declare en el empaquetado ser natural. Además, todo lo orgánico está creciendo y se espera que crezca más al término de la pandemia.

El consumidor mexicano de productos gourmet y ecológicos

La migración a este tipo de productos en el consumidor mexicano no es igual en todos los segmentos de la sociedad. Así, las personas que tienen poder adquisitivo alto o medio son quienes más optan por estas alternativas, mientras que sectores más bajos continúan con la practicidad o la conveniencia siendo estas sus prioridades a la hora de comer. El mercado gourmet donde se posicionan este tipo de productos supone un 15% de la población.

Pero la diferencia también está marcada por la edad: cuanto mayor es una persona, más preocupada está por lo que come. De acuerdo con el estudio de Kantar, de los 33 años en adelante el 41% de las ocasiones de consumo que se dan en el hogar optan por la salud, sobre todo para el desayuno y la comida, con un 37%, pero a la hora de cenar suelen optar por productos tradicionales.

Otro nicho de interés es el público millenial de las grandes ciudades, donde la preocupación por llevar una vida saludable es mayor. En este nicho, la comunicación y las tendencias de compra vienen marcadas por corrientes globales que circulan en redes sociales. Un ejemplo claro son las dietas “Keto”, veganas y détox, que ahora mismo son tendencia en México.

Una de las principales barreras para el consumo masivo de productos saludables es el precio. Algunas marcas de Estados Unidos están consiguiendo reducir la brecha entre los productos normales y ecológicos produciendo en México.

Principales mercados para los productos orgánicos

Los principales mercados para los productos saludables, orgánicos y ecológicos son las grandes ciudades como Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Puebla, así como lugares turísticos como Riviera Maya, Los Cabos y Puerto Vallarta.

Tulum, ubicado en la Península de Yucatán, es un mercado a tener en cuenta, ya que se ha posicionado internacionalmente como un destino de turismo ecológico. Han proliferado hoteles, restaurantes, spas y experiencias 100% saludables destinadas al público extranjero principalmente. Algunos de estos hoteles y restaurantes tienen la certificación GreenKey que conlleva cumplir con requerimientos ecológicos en relación al personal, limpieza y alimentos.

Hay que destacar que, a pesar de la emergencia declarada por la pandemia, México no ha cerrado sus fronteras y ha seguido recibiendo turismo. Riviera Maya, y en especial Tulum, se han convertido en un destino muy demandado para extranjeros (Estados Unidos y Canadá) que realizaban su trabajo de forma remota, manteniendo una ocupación del 80% durante la pandemia.

El principal canal de distribución de productos saludables a esta parte de México se hace a través de importadoras especializadas con presencia a nivel nacional. Es importante visitar México, conocer de primera mano el mercado y las distribuidoras para entender y establecer relaciones comerciales. Otra estrategia común es contactar con grandes cadenas hoteleras que centralizan sus compras desde España, pero esto limita la opción de posicionar el producto fuera del canal Horeca.

Las principales ferias alimentarias de México son ExpoAntad, que se tiene lugar del 18 al 20 de octubre en Guadalajara, y GourmetShow del 9 al 11 de septiembre en Ciudad de México. Las exposiciones y ferias siguen siendo de gran importancia en México por la preferencia del contacto humano en los negocios, siendo este año aún más importante, ya que debido a la pandemia no hubo ferias ni exposiciones en 2020.

Más información:

  • Certificación ecológica HORECA

https://greenkeymexico.org/index.php

  • Noticia impacto etiquetado

https://www.forbes.com.mx/red-forbes-que-impacto-ha-tenido-el-etiquetado-en-el-consumo-de-botanas-en-mexico/

  • Tendencias mercado orgánico en México

https://tecreview.tec.mx/2021/03/05/tendencias/que-son-los-alimentos-organicos/

  • Etiquetado NOM 051

http://www.dof.gob.mx/normasOficiales/4010/seeco11_C/seeco11_C.htm

  • Expo ANTAD

https://expoantad.com.mx

  • GourmetShow

https://www.gourmetshow.mx

http://www.dof.gob.mx/normasOficiales/4010/seeco11_C/seeco11_C.htm